Banda Municipal de Música

El Excmo. Ayuntamiento de Santander, siendo alcalde D. Lino Villa Ceballos, acuerda en sesión plenaria de 20 de Octubre de 1881, la creación de la Academia y Banda Municipal de Música, aprovechando los recursos existentes de la Banda de Música de la Casa de la Caridad, dirigida por D. Inocencio Haedo Fernández. El origen de esta agrupación no se conoce, aunque en el Archivo Municipal existe un documento que hace referencia a la Banda de la Caridad fechado el 2 de Julio de 1860.

El Ayuntamiento de Santander hizo un esfuerzo importante por conseguir una Banda de Música digna y propia de una ciudad moderna. En un principio se estableció solamente la plaza de Director como músico profesional, mientras que los demás miembros tenían sus propios medios de vida al margen de la música; esta situación impedía el trabajo característico de una Banda Profesional. Así, Inocencio Haedo su primer director, en 1887 presenta el reglamento de la Banda y consigue que el Ayuntamiento se comprometa económicamente con los 52 músicos que la integraban.

Todos los directores que ostentaron el cargo promovieron iniciativas para revitalizar la vida musical de Santander, se implicaron en muchas actividades musicales, colaborando en numerosos acontecimientos, creando agrupaciones musicales (coros, orquestas), organizando certámenes, participando en concursos regionales y nacionales, etc. Además fueron destacables sus composiciones; obras compuestas para el público de Santander tomando temas de melodías y ritmos en la mayoría de los casos de las canciones populares cántabras.

Los directores que tomaron la batuta de la Banda municipal en el siglo XIX fueron: Inocencio Haedo Fernández, de 1881 a 1892; Antonio Santamaría del Chorro, de 1892 a 1894; José Garay Retana, de 1894 a 1895; Carlos Pintado Argüelles, de 1895 a 1897; Carlos Emilio Zapata, de 1897 a 1898 e Ildefonso Moreno Carrillo de 1898 a 1907.

En esta época la Banda Municipal era la única agrupación musical que actuaba a lo largo de todo el año en los diferentes espacios urbanos y en todos los acontecimientos de la ciudad, ya que la Banda del Regimiento Bailén y la del Regimiento Valencia intervenían casi exclusivamente durante el verano.

Con la llegada del siglo XX, la Banda Municipal comienza su época dorada. Tras Moreno Carrillo le suceden los directores José Garay Retana, de 1907 a 1908; Pedro Espinosa de los Monteros, de 1908 a 1912, Mario Bretón (hijo de Tomás Bretón), de 1912 a 1921; Ramón Saéz de Adana, de 1921 a 1951; Esteban Vélez Camarero de 1953 a 1976; Manuel López Fernández, de 1979 a 2003; Vicente Fernández García de 2007 a 2012; y Vicent Pelechano Barberá desde enero de 2015.

Según se recoge en su reglamento, la elección de director de la Banda es por oposición, y así se realizó en la mayoría de las ocasiones, salvo en el caso de Ramón Saéz de Adana que fue designado a través de una comisión nombrada por el Ayuntamiento.

Este periodo de esplendor musical fue posible gracias a los esfuerzos económicos que realizó el Ayuntamiento de Santander, a partir de 1963, año en que reguló el trabajo de los profesores como profesionales de la música; esto suponía un gasto económico que pocos Ayuntamientos podían asumir.

Desde sus inicios la Banda Municipal de Santander ha desempeñado un importante papel dentro de la vida cultural y musical de la ciudad. Sus directores siempre trabajaron para que la música llegase a todos los santanderinos y especialmente a los más jóvenes. Así, Ramón Sáez de Adana creó el primer Conservatorio de la ciudad "Jesús de Monasterio", en 1933, y Manuel López fundó el Conservatorio Municipal "Ataúlfo Argenta" en 1982; también va a ser este último el que desarrolle en 1980, gracias al patrocinio de Caja Cantabria, los conciertos pedagógicos.

Con la llegada de Vicente Fernández García la agrupación toma un nuevo impulso participando en actos de gran relevancia como el concierto homenaje a Ataúlfo Argenta en el Parlamento de Cantabria el 21 de Enero de 2008 o el estreno de la Sinfonía Cántabra de Esperanza Zubieta para Banda Sinfónica, Coro y Danzas ante unas 7.000 personas en el Palacio de Deportes el 10 de Agosto de 2010. Asimismo este Director instauró en la programación anual el ciclo de primavera en la plaza Porticada, impulsó el concurso de marchas procesionales y fomentó los conciertos en residencias de ancianos. En 2010 fue nombrado primer Cofrade Honorario por la Junta General de Cofradías Penitenciales de Santander "por su talante colaborador, su generosidad y entrega en pro de la música procesional y su entusiasta apoyo a actos y Procesiones".

La Banda Municipal pasó por diferentes sedes; la primera en 1881 fue la Casa de la Caridad (calle Alta, edificio que estaba junto al Hospital de San Rafael, hoy Parlamento de Cantabria), más tarde se trasladó a los locales de los bomberos municipales situados en la plaza del Río de la Pila, trasladándose en 1972 al nº 27 de la misma calle. Posteriormente la Banda Municipal se desplazó a la calle Navarra nº 3 y desde el 21 de marzo de 2011, tras unos meses de peregrinaje por distintos lugares de la ciudad como el Seminario de Corbán, la Banda Municipal tiene sus propias instalaciones en Escenario Santander.

En la actualidad,  la Banda municipal está compuesta por 39 profesores y basa su programación anual atendiendo a diversos tipos de actividades: los ciclos de invierno, primavera y verano que se celebran en Caja Cantabria, Plaza Porticada y jardines del Paseo de Pereda respectivamente, los conciertos extraordinarios, los conciertos didácticos para escolares y la participación en algunos actos de especial relevancia. El conjunto de actuaciones de la Banda Municipal denota una importante y activa participación en la vida social, musical y cultural de Santander y Cantabria.

  • Dirección

    Escenario Santander. Parque de las Llamas s/n. 39005 Santander.


  • Teléfonos942 203 080.

  • Emailbandamusica@ayto-santander.es