Ayuntamiento de Santander


Huertos Sociales Sostenibles

Desde su puesta en marcha en la Finca Altamira, en la primavera de 2010, el proyecto de Red de Huertos Sociales Sostenibles del Ayuntamiento de Santander ha experimentado un importante crecimiento. En la actualidad, existen 119 parcelas repartidas en cuatro espacios: 56 en la Finca Altamira, 24 en El Alisal, 15 en la calle Duque de Ahumada y la última incorporación a la red del huerto ubicado en Concepción Arenal con 23 nuevas parcelas.

A ellos, hay que sumar el huerto del Centro de Acogida "Princesa Letizia" con un total 11 parcelas, donde el Ayuntamiento de Santander desarrolla un proyecto de lucha contra la exclusión social, la promoción de las personas con discapacidad, la formación para el empleo y la conservación del medio ambiente.

Hay que destacar que todas las parcelas son atendidas por vecinos de la ciudad, jubilados mayores de 60 años, que con gran entrega y dedicación cultivan en sus parcelas una amplia selección de productos hortícolas, como los tomates, calabacines, berenjenas, judías y pimientos, entre otros.

Son ya cinco años, y la mayoría de los hortelanos han asumido las técnicas básicas de la agricultura ecológica con una gran rapidez gracias a una fuerte labor de concienciación.

Además, hasta las diferentes parcelas se han acercado más de 9.000 escolares que han participado, hasta el momento, en las distintas visitas y actividades celebradas con el objetivo de promocionar y fomentar la agricultura ecológica desde edades muy tempranas..

Por otro lado, como los huertos son accesibles, permiten la participación activa de numerosas asociaciones como ASCASAM, Lupasco, la Asociación de Sordos de Santander y Cantabria, AMICA, Padre Menni, la Asociación de Síndrome de Down, Asociación Cantabria Acoge y Proyecto Hombre.

Asimismo, cada año se celebra en la Finca Altamira la Fiesta de la Cosecha, en la que se reúnen las hortelanas y hortelanos que forman parte de los Huertos Sociales Sostenibles del Ayuntamiento de Santander. Para celebrar tan especial ocasión, preparan una gran variedad de recetas, elaboradas con verduras, hortalizas y hierbas aromáticas cultivadas en sus propios huertos.

Y es que la red municipal de huertos sociales sostenibles es mucho más que una tierra de cultivo, ya que no sólo constituye un buen ejemplo de recuperación de espacios en desuso, sino que, además, fomenta las relaciones familiares y vecinales, así como las intergeneracionales. A su vez, aumenta la autoestima de nuestros mayores y da a conocer la cultura tradicional a los más pequeños a través de diversos programas de educación ambiental.

Una red de huertos y de personas que consigue vincular de manera directa el esfuerzo individual en objetivos comunes que fomentan tanto los valores sociales como los ambientales.

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Enviar por email