Una ciudad para vivir


Santander es una ciudad tradicional, elegante y bella, vertebrada a lo largo de su bahía, que se reinventa para aumentar  la calidad de vida de los ciudadanos con infraestructuras y nuevos servicios adaptados a nuevos tiempos.