Aprobada una inversión de 251.500 euros para reforzar otro tramo del abastecimiento a la ciudad

09 May 2017
abastecimiento_0.jpg

La actuación va a afectar a un tramo de 109 metros de longitud y da continuidad a las obras ejecutadas ya en la calle de San Roque en Camargo

La Junta de Gobierno Local de Santander ha aprobado este martes el proyecto para reforzar un nuevo tramo de la tubería de abastecimiento de agua a la ciudad a su paso por Camargo, unos trabajos que supondrán una inversión de alrededor de 251.500 euros.

La actuación afectará, en concreto, a un tramo de 109 metros de longitud, en la calle San Roque, de Herrera de Camargo, y dará continuidad a las obras ejecutadas ya para reforzar parte de la conducción tras la rotura ocurrida en febrero.

Según ha explicado el concejal de Medio Ambiente, José Ignacio Quirós, estos trabajos, que serán ejecutados por Aqualia con cargo al canon anual de inversiones, permitirán reforzar esta infraestructura y evitar incidencias.

De esta manera, se pretende mejorar la garantía de suministro a la capital, reduciendo riesgos de posibles interrupciones, pérdidas o roturas, y asegurar al tiempo la tranquilidad de los vecinos de Camargo que residen en esta zona, evitando incidencias que afecten a sus viviendas.

Además, con esta actuación el Ayuntamiento de Santander vuelve a demostrar su preocupación por la mejora de esta infraestructura y su voluntad de dar una respuesta ágil a esta necesidad, ha agregado Quirós, quien ha reiterado la importancia de que el Gobierno regional priorice la renovación de la conducción, que forma parte del Plan de Abastecimiento y Saneamiento de Cantabria.

El proyecto que se plantea ejecutar ahora por parte de la administración municipal afecta a tres de las tuberías que conforman la red de abastecimiento (de 600, 500 y 350 milímetros de diámetro).

En concreto, se va a actuar en un tramo de 109 metros de longitud justo a continuación del punto en el que se intervino de urgencia tras la rotura de febrero, unos trabajos que supusieron entonces el refuerzo de 95 metros de cada una de estas tuberías.

De esta forma, con esta actuación se dará cumplimiento al acuerdo adoptado en el pleno del Ayuntamiento santanderino para el refuerzo de un total de 180 metros de la red en este punto (incluidos los ya ejecutados en febrero).

El proyecto, que tiene un plazo de ejecución de dos meses, se realizará mediante un sistema de instalación de la tubería sin zanja, insertando las nuevas tuberías dentro de las antiguas. Se trata de una técnica de elevada calidad, que agiliza los plazos de ejecución y la puesta en servicio.

Por otro lado, además de reforzar las tres conducciones y con el fin de evitar sobrepresiones en la de mayor capacidad (la de 600 milímetros), se instalará una válvula de control de presión que permite activar un sistema de salida automática de agua hacia la red de alcantarillado en casos de exceso de presión, con el fin de evitar roturas.