Ayuntamiento de Santander


Ayuntamiento y Padre Menni atenderán a personas con trastorno mental en situación de emergencia social

21 Jul 2018
firma_convenio_padrem_menni_asistencia_personas_en_situacion_emergencia_social_0.jpg

El Ayuntamiento aporta 20.000 euros al centro para poner en marcha un programa de valoración psicopatológica, otro de ingreso sociosanitario urgente y acciones formativas para personal de los servicios sociales.

El Ayuntamiento de Santander y el Centro Hospitalario Padre Menni colaborarán en la valoración y atención de personas con trastorno mental grave que se encuentren en situación de emergencia social y con dificultad de acceso a la red pública de salud mental.

En concreto, se pondrán en marcha tres programas diferentes: uno dirigido a la valoración psicopatológica; otro de ingreso sociosanitario urgente para los casos que así lo requieran, y un programa de formación para personal de los servicios sociales municipales.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, y el director gerente del Centro Padre Menni, Carlos Pajares, han suscrito un convenio en el que se establecen las bases de esta colaboración.

Según ha señalado la alcaldesa, el objetivo de este acuerdo es facilitar a usuarios de los servicios sociales con problemas de salud mental graves el acceso a un tratamiento eficaz que mejore su calidad de vida y favorezca la permanencia en su entorno social.

Para ello, el Ayuntamiento aportará 20.000 euros al centro hospitalario, que será el encargado de desarrollar los programas de intervención a través de sus medios y profesionales.

En virtud de este acuerdo, el Centro Hospitalario Padre Menni realizará valoraciones diagnósticas de salud mental, pautará los tratamientos farmacológicos o psicológicos necesarios y garantizará también el ingreso en caso de urgencia social.

Además, los profesionales del centro se coordinarán con los servicios sociales municipales y con las redes de Atención Primaria y Salud Mental para garantizar el seguimiento de los tratamientos y la continuidad de las medidas de intervención adoptadas en cada caso.

El convenio contempla la puesta en marcha de tres programas diferentes, el primero de ellos, el de valoración psicopatológica, orientado a realizar una adecuada valoración de las personas remitidas desde los servicios sociales y a establecer un plan de intervención.

Entre las actividades incluidas en este programa figuran entrevistas con informadores externos (sociales, sanitarios, familiares…), entrevistas psiquiátricas de los usuarios y la elaboración de planes de intervención, priorizando la asistencia desde la red de Atención Primaria y Salud Mental.

También se realizará el tratamiento si está indicado y no existe posibilidad de acceso inmediato a la red, se elaborarán informes clínicos y se garantizará la coordinación con el resto de profesionales implicados.

El horario de intervención de este programa será en días laborables, preferentemente por las mañanas, si bien el servicio se puede ajustar para intervenciones por la tarde.

La intervención correrá a cargo de un psiquiatra o psicólogo clínico y se realizará con los usuarios en la comunidad (domicilio, lugares públicos) y en puntos de coordinación (servicios sociales del Ayuntamiento, etcétera).

Por lo que respecta al programa de ingreso sociosanitario urgente, su objetivo es asegurar atención en salud mental y la cobertura de necesidades básicas (alojamiento. comida, medicación…) a personas en situación de exclusión social y sospecha de problema de salud mental.

En este caso, la atención cubre los cuidados de enfermería, tratamiento de medicina general y psiquiatría, apoyo psicosocial y programas de ocio.

Por último, el programa de formación se destina a profesionales de los servicios sociales de atención primaria y contempla la organización de jornadas formativas para que puedan identificar las diferentes patologías y cuenten con una capacitación básica para el manejo de la intervención.

Mejorar la atención y la calidad de vida

La alcaldesa ha señalado que las enfermedades mentales, a veces grandes desconocidas entre la población, repercuten directamente sobre el bienestar físico y pueden provocar también el aislamiento social de quienes la sufren.

Por eso, ha destacado que desde el Ayuntamiento se quiere mejorar la atención a estas personas y favorecer que reciban la ayuda necesaria y un tratamiento eficaz para poder tener una mejor calidad de vida y facilitar su permanencia en el entorno social.

Igual ha agradecido la buena disposición encontrada en el Centro Hospitalario Padre Menni para poner en marcha este proyecto conjunto y ha valorado la experiencia que acumula en la atención a la enfermedad mental a todos los niveles, tanto en el ámbito preventivo, como en el terapéutico y en la sensibilización social.