Ayuntamiento de Santander


Las obras de renovación urbana de Polio y entorno empezarán a principios de verano

17 May 2018
presentacion_proyecto_barrio_polio_asamblea_vecinos_0.jpg

La mesa de contratación ha propuesto adjudicar los trabajos a la UTE Sercon-Arruti por 2,5 millones de euros

Las obras de renovación urbana del barrio de Polio y su entorno empezarán a principios de verano y supondrán una inversión superior a los 2,5 millones de euros, según ha avanzado hoy el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz.

El Ayuntamiento recibió quince ofertas para la ejecución de estos trabajos y la mesa de contratación ha propuesto adjudicar los mismos a la unión temporal de empresas Sercon-Arruti por importe de 2.543.420 euros.

El proyecto tiene un plazo de ejecución de doce meses y abarca una superficie de 70.586 metros cuadrados, comprendida de oeste a este entre la Bajada de Polio y la Bajada de Rumayor, y de sur a norte desde General Dávila hasta las calles Fernando de los Ríos y José de Escandón.

Se trata, en palabras del edil, de una importante actuación para la ciudad, no sólo por el volumen de inversión que conlleva y por la generación de actividad económica que supone, sino también por el número de vecinos que se verán beneficiados.

Díaz ha recordado que el Ayuntamiento ha trabajado de la mano de la Asociación de Vecinos Prado San Roque para recoger sugerencias, consiguiendo así un proyecto “mejorado y consensuado” con el que se pretende optimizar el estado de todo este barrio, donde existen problemas de accesibilidad y de convivencia entre peatones y tráfico rodado.

Con ese objetivo, las obras incluirán intervenciones en materia de accesibilidad, creación de nuevas zonas de esparcimiento para los vecinos, mejora de las existentes y renovación de servicios.

Con esta actuación se complementan además otras inversiones municipales realizadas recientemente que benefician a los vecinos de este entorno, como  la mejora de la Bajada de Polio, las rampas y escaleras de la Plaza de Los Remedios a General Dávila que desembocan frente al barrio, la segunda fase del proyecto de la mediana de Los Castros, el asfaltado de General Dávila o el microespacio de Fernando de los Ríos.

Descripción de las obras

Los trabajos que se van a acometer en el barrio de Polio y su entorno comenzarán con labores de demolición para eliminar los elementos actuales, retirar señales, bolardos, barreras metálicas y algunas luminarias.

También será necesario levantar los bordillos y demoler aceras, además de realizar el fresado de la calzada para eliminar la capa de rodadura. Igualmente se demolerán muros de mampostería y hormigón armado para ganar espacio y mejorar radios de giro.

En cuanto a la pavimentación, se prevé la renovación integral para hacer un circuito accesible a todos los puntos del barrio, eliminando escaleras, construyendo rampas y habilitando aceras con una anchura mínima de 1,80 metros, de acuerdo a la normativa de accesibilidad.

Se utilizarán tres tipos de pavimento: adoquín de color para las zonas semipeatonales, baldosa de terrazo para las aceras que contarán con bordillos de granito y un tercero para las zonas de tráfico rodado, con la renovación del aglomerado existente. Además, se colocarán baldosas táctiles para dirigir a los invidentes y baldosas de botones para distinguir los pasos de peatones.

Asimismo, el proyecto contempla la renovación del parque existente en la confluencia de las calles General Dávila y Bajada de Polio, que se adecuará con una zona para ejercicio de los mayores y otra de juego infantil.

Además, en la zona interior del barrio, en la Bajada de Rumayor, se habilitará otro parque de juegos infantiles y una pista multideportiva con césped artificial.

El proyecto incluye también la renovación de la red de abastecimiento y saneamiento, sustituyendo tuberías, acometidas, válvulas y bocas de riego, y colocando nuevos hidrantes y sumideros.

Igualmente, se prevé ordenar el aparcamiento de forma que después de la urbanización quedarán 534 plazas de estacionamiento y se ganarán 44 para motos.

En cuanto a la jardinería, se colocarán alcorques con árboles en las aceras en las que sea posible por su anchura. Se retirarán 19 árboles que se trasplantarán a otras zonas y está previsto plantar otros 112 nuevos ejemplares.

Asimismo, se contempla la señalización horizontal y vertical en todo el ámbito de actuación, el pintado de zonas de peatones, carga y descarga, áreas de situación para contenedores, etcétera, y la instalación de postes antiaparcamiento para evitar que los vehículos invadan las aceras. Y también se sustituirán las barandillas actuales y se renovará el mobiliario urbano.