Ayuntamiento de Santander


Presentadas 23 ofertas para ejecutar las obras de mejora y ensanche de la Bajada de Polio

03 Mar 2016
imagen Ayto. Santander
infografia_bajada_polio_0.jpg

El proyecto contempla una inversión de casi 1,2 millones de euros y tiene un plazo de ejecución de seis meses

El Ayuntamiento de Santander ha recibido un total de 23 ofertas para optar a la adjudicación de las obras de renovación urbana de la Bajada de Polio, que incluirán la mejora y ensanche del vial, la ejecución de nuevas aceras y la construcción de una glorieta en el cruce con General Dávila.

El proyecto contempla una inversión de 1.156.000 euros y tiene un plazo de ejecución de seis meses, según ha señalado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, quien ha destacado el interés que ha despertado el contrato entre las empresas del sector y ha puesto de relieve el esfuerzo inversor que está realizando el Ayuntamiento santanderino para dinamizar la obra pública.

La actuación que se va a desarrollar en la Bajada de Polio pretende favorecer las comunicaciones norte-sur en la ciudad, para que sean más fluidas y cómodas, siguiendo las directrices que marca el Plan de Movilidad Sostenible.

Abundará así en la mejora que han supuesto otras conexiones transversales ejecutadas ya en la ciudad, como el eje sur-suroeste (que une la S-20 con la Autovía de Bilbao, a través de Peñacastillo, Primero de Mayo y Nueva Montaña), el distribuidor de La Marga, la mejora de la Bajada de San Juan o el puente de Arenas.

Además, permitirá completar todo un eje que irá desde la avenida de la Constitución (la S-20) al Paseo de General Dávila, a través del Puente de Arenas y de la Bajada de Polio, ha agregado Díaz.

Para el concejal de Infraestructuras, se trata de una actuación fundamental para articular el tráfico rodado, pero también para aumentar la seguridad tanto de los conductores como de los peatones, ya que se mejorarán las aceras actuales y se construirán en los tramos en los que no existen actualmente.

Datos técnicos

El proyecto prevé ampliar la calzada, que constará de dos carriles (uno en cada sentido) de entre 3,20 y 3,50 metros de anchura cada uno de ellos.

Asimismo, se construirán aceras de más de 1,80 metros de ancho en ambas márgenes del vial, que actualmente cuenta con unas aceras demasiado estrechas para el tránsito de los peatones y en algunos tramos carece de ellas.

El cruce de la Bajada de Polio con General Dávila, a la altura del colegio Salesianos, se resolverá mediante una glorieta de 30 metros de diámetro exterior y dos carriles de circulación.

“Con esta solución se aumentará la seguridad vial y la fluidez del tráfico en General Dávila, al tiempo que se eliminan peligrosos giros a la izquierda y se facilitan los cambios de sentido”, ha apuntado Díaz.

Los trabajos incluyen también la construcción de seis muros de hormigón armado para la contención de tierras con alturas que oscilan entre 0,6 y 2 metros, y la reposición de todos los servicios urbanos existentes, como la red de alcantarillado, abastecimiento, alumbrado público y red eléctrica.

Igualmente, se instalará  un nuevo centro de transformación en sustitución del actual, con el fin de adaptarlo a la nueva geometría del vial, se abordarán los correspondientes trabajos de ornamentación y ajardinamiento del islote central de la nueva rotonda, y se colocará nuevo mobiliario urbano.

Para poder abordar este proyecto ha sido necesario obtener 310 metros cuadrados de suelo.

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Enviar por email