Abierto el plazo de solicitud de ayudas para la renovación de redes de agua

11 Dic 2016
grifo_agua_0.jpg

El Ayuntamiento destina cerca de 180.000 euros a estas ayudas, que pueden cubrir hasta el 80 % de la inversión proyectada

El Ayuntamiento de Santander ha abierto el plazo de solicitud de ayudas para comunidades de propietarios y particulares destinadas a la mejora o ampliación de instalaciones interiores de agua, así como a la renovación de redes de distribución privadas.

En total, se destinarán 179.700 euros a esta convocatoria de subvenciones, según ha indicado el concejal de Medio Ambiente, José Ignacio Quirós, quien ha explicado que el plazo para presentar las solicitudes será de dos meses.

Quirós ha destacado que estas ayudas representan un importante apoyo para los propietarios a la hora de afrontar este tipo de obras, con las que se contribuye a mejorar las condiciones del suministro o evitar pérdidas, lo que supone, además, un ahorro a largo plazo.

El objetivo de las subvenciones es fomentar inversiones de mejora y ampliación de instalaciones interiores de suministro de agua, incluidos distintos tipos de obras de reforma o renovación: de redes interiores de distribución, columnas o montantes, depósitos de agua, grupos de presión particulares, etcétera.

El importe de la subvención puede llegar al 80 por ciento del presupuesto de ejecución de la obra, con un máximo de 40.000 euros por proyecto. Además, también se contemplan subvenciones del 80 por ciento del coste del proyecto técnico que los solicitantes deben presentar.

Asimismo, todas las solicitudes incluidas en el listado provisional de ayudas concedidas contarán con una bonificación del 50 por ciento en el pago de las tasas de licencia de obras.

Los impresos para solicitar las ayudas pueden recogerse en las oficinas del Servicio de Aguas, en Pronillo, y deberán presentarse en las mismas oficinas o en el Registro del Ayuntamiento junto al proyecto técnico correspondiente de las obras que se van a realizar.

En la anterior convocatoria se repartieron unos 141.000 euros entre doce comunidades de propietarios de la ciudad a las que se concedieron ayudas de entre 31.266 y 3.136 euros, dependiendo de la envergadura de la inversión planteada.

Quirós ha señalado que con estas actuaciones se contribuye a mejorar la calidad del suministro a las viviendas y a optimizar el funcionamiento de las redes, evitando pérdidas, roturas y otros problemas habituales cuando las tuberías se van quedando antiguas.