Ayuntamiento de Santander


El Ayuntamiento baja el IBI hasta mínimos históricos y congela todos los tributos

11 Oct 2019
Ordenanzas fiscales 2020
propuesta_ordenanzas_fiscales_2020_0.jpg

La alcaldesa ha anunciado hoy que también se amplían las bonificaciones y exenciones para las familias numerosas y los colectivos más desfavorecidos

El Ayuntamiento de Santander afronta las ordenanzas fiscales de 2020 con una serie de medidas para beneficiar a todos los ciudadanos que dejarán reducido tipo impositivo del IBI hasta mínimos históricos; incrementará la bonificación de la plusvalía del 90 al 95%; congelará todas las tasas, impuestos y precios públicos municipales (sin actualizar el IPC); ampliará las bonificaciones y exenciones en la tasa de basuras y suprimirá la tasa por licencia de apertura de los locales cuando la superficie sea inferior a 400 m2.

“Queremos que el dinero se quede en los bolsillos de los santanderinos para dinamizar el consumo y la actividad económica y para apoyar a los desempleados y colectivos más desfavorecidos”, explica la alcaldesa, Gema Igual, “y por ello apostamos por las rebajas de impuestos y el aumento de las bonificaciones, tal y como hemos reflejado en nuestro programa electoral y en el pacto de legislatura del PP con Cs”.

Durante la presentación de las ordenanzas fiscales para 2020 la regidora, acompañada del concejal de Economía y Hacienda, Víctor González Huergo, detalló que de los 23 tributos municipales no sube ni se actualiza ninguno y se modifican cuatro para beneficiar a los ciudadanos.

En relación al IBI, la alcaldesa ha recordado que el cálculo de este impuesto se compone de dos variables: el valor catastral, que fija el Estado, y el tipo impositivo, que establece el Ayuntamiento.

De esta manera, en 2020 se aplicará una reducción del  6% al tipo impositivo, que se queda en 0,418, lo que representa el mínimo histórico en Santander y el más bajo de las capitales de provincial de toda España.

Por lo tanto, la bajada real del IBI en Santander, si se añade a esta cifra que no se aplica la subida del IPC,  será del 6,5%.

El resto de novedades del IBI para 2020 serán la ampliación de las bonificaciones para las familias numerosas, que pasan del 25 al 30%; y el aumento del porcentaje del 75 al 80% para los propietarios de inmuebles con la condición de familia numerosa que pertenezcan a una unidad familiar en la que los ingresos brutos por todos los conceptos no exceda del resultado de multiplicar por tres el Indicador Público de la Renta de Efectos Múltiples (IPREM)

En cuanto a la plusvalía, el próximo año se incrementa del 90 al 95 % la bonificación de la cuota íntegra del impuesto cuando el incremento del valor se manifieste, por causa de muerte, respecto de la transmisión de la propiedad de la vivienda habitual del causante, a favor de descendientes, ascendientes y del cónyuge. “Es la máxima bonificación que permite la ley, dado que no es posible la exención legal”, aclara Gema Igual.

Otra de las apuestas del equipo de gobierno para 2020 es incentivar la economía local y apoyar a los emprendedores y por ello el Ayuntamiento suprimirá la tasa por licencia de apertura para locales con una superficie total inferior a 400 m2, “que suponen el 75% de las que se solicitan anualmente”, precisa la alcaldesa. “Esta es una medida de apoyo decidido a la actividad económica en la ciudad y al sector comercial, profesional, fabril e industrial, ya que de las 800 licencias que se tramitan al año en Santander, 600 son para locales de menos de 400 m2”, subraya.

Respecto a la tasa de la recogida de basuras “y para ayudar a los colectivos más desfavorecidos y familias numerosas” se amplían las bonificaciones del 50% a  todas aquellas unidades familiares que no superen 1,5 del IPREM; y pasa del 75 al 80% la reducción del recibo para las familias con ingresos inferiores a 3 veces o cuyos miembros estén desempleados.

Igual ha remarcado que los colectivos a los que el Ayuntamiento quiere prestar un especial apoyo el próximo año es el de los desempleados de larga duración, las familias numerosas, las personas con algún grado de discapacidad y los más desfavorecidos económicamente.

De ahí la ampliación de las exenciones y las bonificaciones y el mantenimiento de los precios públicos que afectan al TUS, al IMD y al Conservatorio municipal.

Efecto de las rebajas fiscales en los ciudadanos

En el año 2020 los santanderinos se ahorrarán 12 millones de euros por todas las bonificaciones y exenciones fiscales en vigor, así como por las nuevas bajadas de impuestos aplicadas. Si además tenemos en cuenta que en ningún tributo se aplica la subida del IPC, habría que añadir otros 600.000 euros más por ese ahorro

Es decir, en total, como consecuencia de la rebaja de impuestos y tasas, la congelación del resto y las bonificaciones que se aplican, los santanderinos dejarán de pagar 12,6 millones de euros al Ayuntamiento el próximo año

Más de 64.600 vecinos serán los beneficiarios de medidas concretas, que, en casos como el IBI y las basuras, lo serán para todos.

“Estas rebajas fiscales son posibles gracias a una gestión responsable del dinero público, a que hemos reducido el nivel de endeudamiento hasta el 53%, a que el Ayuntamiento es solvente y cumple las reglas de estabilidad presupuestaria”, incide la alcaldesa, reiterando que “por ello el dinero se queda en las manos de los ciudadanos ahora que lo necesitan teniendo en cuenta la incertidumbre económica mundial”.

Tramitación

Tras su aprobación hoy en Junta de Gobierno Local extraordinaria, las ordenanzas fiscales se debatirán en comisión, para posteriormente proceder en el pleno a su aprobación inicial y continuarán la tramitación habitual, con una exposición pública durante 30 días hábiles. Si transcurrido ese plazo no hubiera alegaciones, quedarían aprobadas definitivamente de manera automática. En caso de presentarse alegaciones, deberán ser examinadas y resueltas antes de llevar de nuevo las ordenanzas al pleno para su aprobación definitiva.

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Enviar por email