Ayuntamiento de Santander


El Ayuntamiento incrementa su colección de arte con el trabajo de Manuel Diego Sánchez

19 Oct 2020

“Narrar lo imposible” ha sido seleccionada por el comité de aquisiciones de PHotoESPAÑA tras analizar el trabajo de 140 autores.

La segunda edición de PHotoESPAÑA Santander reúne hasta finales de otoño la obra de más de 60 autores en las principales instituciones culturales de la ciudad. La semana pasada se inauguraron las exposiciones de espacios como CDIS, CASYC y MAS, Biblioteca Central de Cantabria, Palacete del Embarcadero, Centro de Arte Faro Cabo mayor y el Parlamento de Cantabria, entre otras. 

Junto con las muestras de la Sección Oficial, las galerías de la ciudad se han sumado con sus propuestas en las salas Espacio Alexandra, Galería Juan Silió y la galería Siboney. Entre los autores que mostraban su obra en estas salas, el comité de adquisiciones de PHotoESPAÑA ha seleccionado el trabajo Narrar lo imposible, de Manuel Diego Sánchez, en Espacio Alexandra, para sumarse a la colección de arte contemporáneo del Ayuntamiento de Santander.

“Narrar lo imposible” es un ejercicio inabarcable en el que archivo y registro se plantean no solo como método de actuación contra la amnesia de un acontecimiento ocurrido, sino más bien como un lugar en sí mismo donde el vínculo entre pasado y presente surge de la acción, la imagen, la huella y el documento. Fotografías recuperadas en una pequeña casa de pueblo en Oregón (Estados Unidos) pertenecientes a una comunidad de migrantes vascos de principios del siglo XX, y otras realizadas en el propio lugar son intervenidas volviéndose imágenes imprecisas, que ponen de manifiesto un gesto intencionado para liberarlas de la pesadez del lenguaje a quien las observa, y otorgándole entonces el poder de significar, reformular y especular desde lo abstracto.

Manuel Diego Sánchez (Madrid, 1993) vive y trabaja entre Madrid y Santander. Con un grado en arte por la Universidad de País Vasco y Máster en gestión cultural por la Universidad de Carlos III, Manuel fue receptor de las Ayudas Injuve para la Creación Joven 2017/18 y ha formado parte de numerosas exposiciones colectivas en Santander, Madrid, Barcelona, Alicante y Bilbao, entre otras. Diego Sánchez está vinculado a Espacio Alexandra donde ha mostrado su trabajo desde 2017.

También durante el fin de semana se celebró una sesión de visionado de porfolios en el que participaron 13 fotógrafos, entre los más de 140 que presentaron sus trabajos.

Entre estos, los visionadores: Miguel Cereceda (docente, crítico de arte y comisario independiente); Oliva María Rubio (comisaria independiente); Marta Dahó  (comisaria independiente) y Juan Riancho (director de la Galería Siboney), seleccionaron cinco proyectos que participarán en el programa Descubrimientos PHotoESPAÑA 2021. Entre todos los participantes se seleccionará el Premio Descubrimientos que se expondrá en la Sección Oficial de PHotoESPAÑA 2022.

Sobre los proyectos seleccionados

Deebo Barreiro. Ser un cuerpo

Ser un cuerpo es un proyecto que ahonda en el espectro de la identidad de género. Aparecen cuerpos híbridos y, sobre todo, cuerpos intervenidos, convirtiéndose en un escaparate amoldable al gusto de cada persona.

Elba Haxël. Perro Flako

Entre la realidad y la ficción se describe un panorama de naturaleza artificial domesticada por el hombre, moldeada y desolada por la acción humana y que ahora se torna en su contra en forma monstruosa. Un paseo onírico por un paisaje distópico sacado de una pesadilla, donde el presente y pasado se funden y el futuro simplemente no existe.

Juan Sánchez Sánchez. Panadella

Panadella, que significa “lugar de parada”, explora un antiguo enclave de servicios al viajante ubicado en una carretera secundaria que en el pasado era una vía principal. La serie indaga en la tensión y la disolución de la “Panadella”, un lugar que ha perdido su estatus y su identidad al ser desplazada por la tecnología.

Marina Serrano. El Antídoto

El Antídoto es un proyecto poético-fotográfico realizado durante la cuarentena. Se formó de manera instintiva, ante la imposibilidad de la autora de llevar a cabo la vida que tenía hasta ese momento.

Marius Ionut Scarlat. Donde los perros no ladran

Se trata de una historia ambientada en un pueblo de Rumanía, cerca de la capital, que muestra la realidad que vive parte de la familia del autor. Estas fotografías documentan la vida de su tío Gigi, que ha tenido problemas con el alcohol desde muy joven, y su abuela Vasílica, que se encarga de estar a su lado y cuidarle.

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Enviar por email