Ayuntamiento de Santander


La calle Jiménez Díaz luce ya renovada tras una inversión municipal de 810.700 euros

14 Sep 2018
fin_obras_renovacion_urbana_calle_jimenez_diaz_0.jpg

La alcaldesa ha comprobado la finalización de las obras de renovación urbana, que han afectado también al tramo final de la calle Perines

La calle Jiménez Díaz luce ya renovada tras una inversión por parte del Ayuntamiento de Santander de 810.700 euros en un proyecto que ha incluido también el tramo final de Perines y que ha permitido dotar a este entorno de aceras accesibles y varias zonas estanciales, así como de bancos, árboles y jardineras ornamentales.

La alcaldesa, Gema Igual, ha comprobado hoy la finalización de las obras, que han servido  para mejorar la urbanización, consiguiendo una calle “más amable” para pasear y para descansar en las nuevas áreas estanciales, generando un entorno que beneficia también al sector comercial de la zona.

Igual ha destacado esta calle como “un modelo de participación” en el que los propios vecinos han propuesto al Ayuntamiento dónde ubicar unas plazas de aparcamiento para personas con discapacidad o la disposición de la zona de carga y descarga.

La alcaldesa se ha referido a otras actuaciones en este entorno, como la reciente renovación urbana de la calle Cisneros, que conforma la continuación viaria de Jiménez Díaz hacia el centro de la ciudad,  o el proyecto de ordenación y urbanización del tramo final de la calle Tres de Noviembre, que se encuentra en ejecución, con una inversión de 141.454 euros.

Asimismo, se han llevado a cabo también actuaciones como la mejora de la escalera que conecta el último tramo de la calle Perines con Camilo Alonso Vega y el pabellón deportivo del colegio La Salle, que fue incluido en la primera edición de los presupuestos participativos.

Mejora de la accesibilidad y más arbolado

En total, se ha actuado sobre 450 metros de longitud, en una superficie que ronda los 5.100 metros cuadrados, en la que se ha mantenido una distribución de las calles similar a la anterior y se ha incidido en mejorar la accesibilidad, habilitando aceras de una anchura mínima de 1,80 metros.

Se han empleado baldosas de 40x40 con acabado granítico que garantiza un rozamiento adecuado que evite resbalones. Tanto en la calle Profesor Jiménez Díaz como en el tramo final de Perines se ha renovado la pavimentación de las aceras y se han colocado baldosas táctiles para dirigir a las personas con discapacidad visual y baldosas de botones en el acceso a los pasos de peatones.

En la calzada se han eliminado los blandones y se ha extendido una nueva capa de aglomerado. Se ha sustituido también la señalización.

En la calle Profesor Jiménez Díaz se han construido tres zonas de estancia en las que se utiliza un pavimento distinto compuesto de adoquines de múltiples colores, con nuevo mobiliario urbano, árboles y protección con barandillas de acero inoxidable.Se pretende que estas zonas mejoren la imagen de la calle y sirvan, además, para descanso y disfrute de los peatones y vecinos del barrio.

También se han incorporado 13 nuevos árboles y 13 columnas con 4 jardineras colgantes cada una de ellas en la calle Profesor Jiménez Díaz.

El proyecto ha incluido la renovación de las redes de saneamiento y abastecimiento, mediante la sustitución de las acometidas de viviendas y locales, de las tuberías de la red general por otras de mayor diámetro y los pozos de registro.

En los bordes de la calzada se han colocado nuevos sumideros y, siguiendo las recomendaciones del Parque de Bomberos, se han ejecutado tres nuevos hidrantes.

También se han renovado las redes de telecomunicaciones y la canalización de los semáforos existentes en la confluencia con Camilo Alonso Vega, se han realizado mejoras en la red eléctrica, eliminando cruces aéreos y canalizaciones por fachadas, y se ha reforzado el alumbrado con nuevas luminarias de tecnología LED.