Comienzan las labores de abonado en la red de huertos urbanos

19 Mar 2017
abonado_huertos_0.jpg

Los hortelanos de la Finca Altamira, Duque de Ahumada, Concepción Arenal y El Alisal reciben estos días el abono orgánico que les proporciona el Ayuntamiento para mejorar la fertilidad y las condiciones del suelo con la vista puesta en la cosecha de primavera

El Ayuntamiento de Santander ha comenzado el reparto del abono entre los hortelanos de la Red de Huertos Urbanos de Santander, una actividad con la que se inician las labores de las que dependerá la cosecha final.

La concejala de Participación Ciudadana, Carmen Ruiz, ha realizado una visita a los huertos del Alisal, en la que ha comprobado el inicio de las labores para poner a punto la tierra de las parcelas de cara a mejorar su fertilidad y las condiciones del suelo.

Cada año, el consistorio surte a los más de 100 adjudicatarios de los huertos municipales de abono natural orgánico que  proporciona a la tierra los nutrientes ecológicos que necesita y favorece el desarrollo de una fauna beneficiosa para el suelo.

Tal y como han explicado los propios hortelanos, además del abonado, las condiciones de la tierra se optimizan mediante la rotación de cosechas, la eliminación manual de larvas o insectos y el uso de unos métodos de cultivo tradicionales, naturales y respetuosos con el medio ambiente.

“Después de todo un año en el que los hortelanos han trabajado intensamente para que los huertos dieran sus frutos, es el momento de reponer fuerzas”, ha afirmado la concejala, que añade que “para que esta nueva temporada los huertos puedan dar todo lo que dan, placer y buenos frutos a quienes los cultivan, y enseñanzas a quienes los visitan, es necesario mimar el suelo y favorecer su renovación”.

Coincidiendo con su visita a los huertos del Alisal, la edil ha destacado el compañerismo y la amistad entre los hortelanos que se repartieron las tareas para ayudar a los adjudicatarios de mayor edad en la realización de los trabajos.

Las labores en los huertos de Santander van más allá de la mera mejora del desarrollo vegetal y de la productividad de estos ecosistemas agrícolas urbanos. “Al realizar estas tareas, los hortelanos comprueban en primera persona que la cooperación es indispensable para trabajar la tierra. Todos echan una mano y ayudan en la medida de sus posibilidades, demostrando el espíritu de colaboración que impregna a esta gran familia”.

Nuevas actividades con la llegada de la primavera

La responsable de Participación Ciudadana anunció que con la llegada de la primavera, la red de huertos acogerá nuevas actividades que se sumarán a las que ya están en marcha como los cursos de iniciación a la agricultura ecológica.

Igualmente, los hortelanos han comenzado con la preparación de los semilleros de tomate, pimiento, calabaza, berenjena, lechuga, acelga verde y roja, espinaca y una gran variedad de plantas aromáticas.

A finales de mes, el día 29 de marzo, está prevista una sesión de bailes de salón en los propios huertos, diseñada para seguir dinamizando y fomentando el disfrute de estos espacios.

Huertos Urbanos Sostenibles

El Ayuntamiento de Santander puso en marcha en 2010, el programa de huertos urbanos.

Comenzaron en la Finca Altamira, donde se crearon 54 parcelas de entre 20 y 22 metros cuadrados, cada una, destinadas a personas mayores, asociaciones de discapacitados y talleres escolares. Además, existen tres parcelas de 9 metros cuadrados, que ocupan semilleros que van produciendo planta durante todo el año con la que abastecer los huertos.

Tras los huertos de la Finca Altamira, se crearon otros 22 huertos  de entre 15 y 20 metros cuadrados en una parcela de 700 metros cuadrados en El Alisal, otros 15 a partir de la recuperación de un espacio degradado de 400 metros cuadrados en la calle Duque de Ahumada, y 23 más en Concepción Arenal.

A éstos, se suman los huertos del Centro de Acogida Princesa Letizia donde el Consistorio desarrolla un proyecto de lucha contra la exclusión social y la promoción de las personas con discapacidad.