Ayuntamiento de Santander


Comienzan las obras de renovación del barrio de Polio, con una inversión de más de 2,5 millones

17 Jul 2018
inicio_obras_renovacion_urbana_barrio_polio_y_entorno_0.jpg

Se trata, en palabras de la alcaldesa, de una “actuación de calado” por su presupuesto, el número de vecinos y la superficie a la que afecta.

El Ayuntamiento de Santander ha iniciado las obras de renovación urbana del barrio de Polio y su entorno, que conllevarán una inversión de más de 2,5 millones de euros, una actuación “de calado” –en palabras de la alcaldesa, Gema Igual- por su presupuesto, el número de vecinos y por la superficie a la que afecta.

Igual ha comprobado esta mañana el comienzo de los trabajos, acompañada por los concejales de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz; y de Barrios y Participación Ciudadana, Carmen Ruiz, así como por vecinos del barrio.

“Es una de las obras ambiciosas que hacemos en la ciudad porque ambicioso también es el modelo de ciudad que queremos: un modelo de ciudad en el que se invierta, en el que se regeneren los barrios, en el que se cambie el día a día de los santanderinos porque cuando salgan a la calle puedan tener mejor accesibilidad, zonas verdes, áreas para niños y mayores, pistas deportivas y en el que se puedan propiciar el comercio de proximidad y los negocios de barrio, que tanto se necesitan”, ha subrayado la alcaldesa.

Igual ha explicado que este proyecto abarca una superficie de 70.584 metros cuadrados, gracias a la cual los vecinos del Barrio de Polio y su entorno van a poder contar con aceras más anchas, itinerarios peatonales accesibles, viales y redes de servicios renovados (abastecimiento y saneamiento), más espacios verdes, nuevo mobiliario urbano y dos áreas recreativas para niños y mayores.

La alcaldesa ha indicado que el Ayuntamiento ha trabajado en los últimos meses de la mano de la asociación de vecinos Prado San Roque para recoger sugerencias y propuestas para la actuación, de manera que se ha conseguido un proyecto mejorado y consensuado con el que se pretende optimizar el estado de todo el barrio, donde existen problemas de accesibilidad y de convivencia entre peatones y tráfico rodado.

Para compatibilizar mejor estos usos y generar un espacio más amable al ciudadano las obras incluyen intervenciones en materia de accesibilidad, así como la creación de nuevas zonas de esparcimiento para los vecinos.

Además, con esta actuación se complementan otras inversiones municipales realizadas recientemente en este entorno, como  la mejora de la Bajada de Polio, las rampas y escaleras de la Plaza de Los Remedios a General Dávila que desembocan frente al barrio, la segunda fase del proyecto de la mediana de Los Castros, el asfaltado de General Dávila o el microespacio de Fernando de los Ríos.

Las obras se han adjudicado a la UTE Polio, formada por las empresas Arruti Santander y Servicios Públicos y Contratas (SERCON), por un presupuesto de 2.543.420 euros y con un plazo de ejecución de 12 meses.

Descripción del proyecto

La actuación, que cambiará la imagen del barrio, se desarrollará en un área de 70.586 metros cuadrados, comprendida de oeste a este entre la Bajada de Polio hasta la Bajada de Rumayor, y de sur a norte desde General Dávila hasta las calles Fernando de los Ríos y José de Escandón.

En cuanto a la pavimentación, se prevé la renovación integral para hacer un circuito accesible a todos los puntos del barrio, eliminando escaleras, construyendo rampas y habilitando aceras con una anchura mínima de 1,80 metros de acuerdo a la normativa de accesibilidad.

Se utilizarán tres tipos de pavimento: adoquín 20x10 cm de hormigón de color para las zonas semipeatonales; baldosa granítica 40x40 para las aceras que a su vez contarán con bordillo de granito; y un tercero para las zonas de tráfico rodado, con la renovación de la capa de aglomerado existente. Además, se colocarán baldosas táctiles para dirigir a los invidentes y baldosas de botones para distinguir los pasos de peatones.

El proyecto contempla, además, la creación de dos áreas recreativas, una en el grupo San Roque, con instalación de un parque infantil con juegos para pequeños y una pista multideporte. La segunda será la remodelación de la existente en la intersección de la bajada de Polio y General Dávila, con renovación del pavimento y nuevos juegos para mayores y pequeños.

Se incluye la renovación de la red de abastecimiento, sustituyendo las actuales tuberías de fibrocemento por otras de fundición, lo mismo que las acometidas a viviendas y locales, así como las válvulas y bocas de riego. Igualmente, y siguiendo las indicaciones del Servicio de Bomberos, se instalarán 6 nuevos hidrantes.

También se contempla la mejora de la red de saneamiento, sustituyendo las tuberías actuales por otra de PVC de mayor diámetro, así como la ejecución de nuevos pozos de registro. Se sustituirán las acometidas a viviendas y locales, y se instalarán nuevos sumideros para la recogida de las aguas pluviales.

Se prevé ordenar el aparcamiento resultando un total de 534 plazas de estacionamiento delimitadas para coches, se mantendrán las 3 plazas para personas con movilidad reducida y se ganarán 44 nuevas plazas para motos, una reordenación que se ha realizado de acuerdo con los vecinos.

En cuanto a la jardinería, se colocarán alcorques con árboles en las aceras en las que sea posible por su anchura. Se retirarán 19 árboles que se trasplantarán a otras zonas y está previsto plantar otros 112 nuevos ejemplares. En total, se habilitarán 700 metros cuadrados de zonas ajardinadas.

El proyecto incluye además la señalización horizontal y vertical en todo el ámbito de actuación, el pintado de zonas de peatones, carga y descarga, áreas de situación para contenedores, etc., y la instalación de bolardos para evitar que los vehículos invadan las aceras.

También se sustituirán las barandillas actuales y se renovará el mobiliario urbano, con la colocación de 15 papeleras, 24 bancos y 10 sillas de madera.