El conservatorio municipal y la universidad japonesa de Meitoku afianzan sus lazos de intercambio

13 Sep 2017
despedida_intercambio_santander-japon_septiembre_2017_0.jpg

La relación entre los dos centros se inició en 2013 y desde entonces ha permitido a jóvenes músicos de ambas ciudades conocer la cultura del otro país y aprender de las experiencias de otros estudiantes.

Alumnos y profesores del Conservatorio Municipal Ataúlfo Argenta de Santander y de la Universidad Meitoku de Chiba (Japón) han cerrado este miércoles un nuevo encuentro con el que afianzan los lazos de intercambio y enriquecimiento musical entre ambos centros.

Desde que se puso en marcha este programa de intercambios, en el año 2013, jóvenes músicos de ambas ciudades han podido conocer la cultura del otro país y compartir experiencias de aprendizaje con estudiantes que les han aportado otros puntos de vista para el crecimiento musical y personal.

La concejala de Cultura y Turismo, Miriam Díaz, ha despedido hoy al grupo de profesores y estudiantes japoneses que han participado en esta última edición del encuentro y ha apostado por consolidar estas actividades de intercambio que “tan provechosas” están resultando para los jóvenes músicos que participan en ellas.

Asimismo, ha agradecido a este grupo de músicos japoneses haber traído a Santander una muestra de la cultura de su país y haberla compartido con el público que ha asistido al concierto de cierre del encuentro, al tiempo que les ha animado a difundir y promocionar también la cultura española a su regreso a su universidad de origen.

Díaz ha señalado que este encuentro, que ha terminado hoy con un concierto conjunto de alumnos y profesores de los dos centros, es una muestra del trabajo que se está realizando desde el Conservatorio santanderino para favorecer el intercambio con otros centros y permitir a los alumnos enriquecerse con nuevas experiencias y con el contacto directo con otros jóvenes músicos.

Además, ha agregado que estas experiencias permiten poner también en valor la capacidad de la música y las artes como vehículo para conectar culturas y estrechar lazos entre intérpretes de distintos orígenes.

Durante su estancia en Santander, además de compartir clases y actividades musicales con alumnos del Conservatorio Municipal Ataúlfo Argenta, el grupo de estudiantes japoneses ha realizado visitas culturales al Palacio de la Magdalena, los centros del Anillo Cultural y el Centro Botín, entre otros lugares.

A través del contacto entre los jóvenes estudiantes de ambos centros se busca favorecer la diversidad cultural como forma de enriquecimiento y crecimiento personal y, también, para la mejora permanente de la calidad educativa.

La visita que han realizado ahora a Santander el grupo de estudiantes y profesores japoneses sucede a la realizada en julio por alumnos del conservatorio santanderino.

Este intercambio se viene sucediendo desde el año 2013 con dos visitas anuales, la que realizan alumnos santanderinos al país asiático durante el verano, y la visita a Santander de los estudiantes japoneses a finales de verano o principios de otoño.