Ayuntamiento de Santander


A licitación la obra de acondicionamiento del Palacio de la Magdalena por 3,3 millones de euros

08 Ene 2019
alumnos_ies_llamas_pintando_palacio_magdalena_4.jpg

La Junta de Gobierno Local ha aprobado la correspondiente partida de gasto, así como el expediente y los pliegos para la contratación de los trabajos que podrían estar adjudicados en primavera

La Junta de Gobierno Local de Santander ha aprobado una inversión de 3,3 millones de euros para licitar las obras de acondicionamiento del Palacio y el Paraninfo de La Magdalena, así como de la remodelación de la Casa de los Guardeses.

Así, además de autorizar la correspondiente partida de gasto, la Junta de Gobierno ha aprobado el expediente y los pliegos para la contratación de los trabajos, que podrían estar adjudicados en primavera, según ha señalado la concejala de Cultura y Turismo, Miriam Díaz.

El proyecto recién aprobado afecta a las dependencias del Palacio, a sus instalaciones (electricidad, climatización, detección de incendios, cocina, etc.), a la urbanización exterior (aceras, calzada, alumbrado público, porche de entrada…), así como a los edificios del Paraninfo y la Casa de los Guardeses, que se convertirá en una oficina de información turística.

El Palacio de La Magdalena, que fue construido entre los años 1908 y 1913, no había sido remodelado hasta los años 1994 y 1995, cuando se acometió una rehabilitación integral que incluyó la actualización de todas las instalaciones y se dotó al conjunto de un soporte capaz de albergar cualquier actividad cultural y docente.

Al cabo de casi 25 años de aquellas obras, se hacen necesarias las intervenciones, tanto en el exterior como el interior del edificio, ha explicado Díaz.

El proyecto prevé la sustitución completa del pavimento en una superficie total de 1.930 metros cuadrados, de los que 1.104 son de adoquín de hormigón y 826 de adoquín de granito

El porche de entrada de carruajes tiene orientación norte y eso hace que sea muy azotado por el agua, especialmente en invierno. En la rehabilitación de 1995, se proyectaron unos grandes vidrios de seguridad colgados del forjado superior por el interior del porche, consiguiendo de esa manera mantener la diafanidad y trasparencia del conjunto. Posteriormente, se añadieron unos soportes a las piezas de sujeción.

Lo que se busca ahora es una solución a la entrada de agua a través de la recogida en una canaleta con rejilla en el suelo y un tubo de evacuación al exterior.

Otra de las actuaciones previstas es la sustitución de las farolas del perímetro exterior del Palacio, que actualmente tienen la parte baja de su fuste de fundición mientras que el resto es de acero pintado. Se colocarán farolas nuevas de fundición sobre una base de banco de sillería hexagonal.

El Palacio cuenta con 542 ventanas, de más de 50 tipos distintos. La actual carpintería de madera del Palacio, que en su origen fue de hierro pintada de negro, es la cuarta de su historia. Su sustitución permitirá aumentar considerablemente el aislamiento del edificio, mejorar su eficiencia energética y reducir el coste de mantenimiento. Ahora, se colocarán ventanas de aluminio blanco.

Para impermeabilizar el edificio, se aplicará un tratamiento a la fachada exterior, que tiene una superficie de 6.249 metros cuadrados.

En cuanto al interior, se unirán las salas Bringas y Madrazo, se renovarán los suelos de madera de los salones de baile y de familia y del despacho de Alfonso XIII; se renovará el equipamiento de la cocina, así como las tuberías de agua y el sistema de control de alumbrado, climatización y detección de incendios.

Asimismo, se reforzará la plataforma que soporta las torres de refrigeración, que se encuentra en un vial sin salida que desciende desde la carretera principal del Palacio hasta el nivel del sótano y que sirve de acceso de servicio del edificio.

Tanto en el Palacio como en el Paraninfo y Caballerizas, se renovará el sistema de conferencias, incorporando nueva tecnología.

Más actuaciones

Por su parte, en el Paraninfo se sustituirán tanto las butacas como la moqueta, se reformarán las cabinas de traducción simultánea, se habilitará un aseo para personas con discapacidad y se instalará un sistema de iluminación profesional que permita aumentar su versatilidad.

En cuanto a la Casa de los Guardeses, se dotará de dos usos diferenciados en cada planta: una planta baja con oficina de información turística y tienda del Palacio de la Magdalena y una primera planta que albergará las oficinas de la Dirección de la Magdalena, que hoy ocupan parte de dependencias del Palacio, que deben desalojar en los cuatro meses que es ocupado por la UIMP; y la nueva sede de la oficina municipal de congresos.

La actuación que se propone consiste en hacer el espacio de planta baja lo más diáfano posible para el uso previsto reservando la parte posterior del local para aseos y almacén. Se pretende suprimir parte de los grandes muros interiores de mampostería, sustituyéndolos por un pórtico metálico con dos pilares tubulares.

En la planta alta, se propone suprimir la tabiquería actual de reparto dejando que la cubierta y los muros de carga sean los que configuren los espacios, excepto el necesario para los aseos de esta planta. Será necesario renovar por completo el forjado de piso y aislar la cubierta.