Ayuntamiento de Santander


Licitadas las obras para finalizar la urbanización de la calle Manuel Ruiz de Quevedo

05 Ene 2021

El Ayuntamiento ha aprobado los pliegos para contratar las obras, que contarán con un presupuesto de casi 1,3 millones y un plazo de 8 meses

El Ayuntamiento de Santander ha aprobado el expediente para contratar las obras de urbanización de la calle Manuel Ruiz de Quevedo, en Nueva Montaña, por un presupuesto de 1.286.831 euros y un plazo de 8 meses.

Así lo ha anunciado el concejal de Fomento de Santander, César Díaz, quien ha asegurado que se avanza así para hacer posible esta actuación, paralizada en 2019 al entrar en concurso de acreedores la empresa adjudicataria.

Hasta ese momento, la constructora había realizado una parte de los trabajos, como los movimientos de tierra, construcción del muro de escollera y parte de la mejora del saneamiento. 

Ahora, en base al proyecto para la terminación de los trabajos aprobado el pasado mes de septiembre, el Consistorio continuará con las obras pendientes para urbanizar el vial, instalar los servicios e infraestructuras (saneamiento, abastecimiento, drenaje, alumbrado, mobiliario y jardinería) y habilitar un nuevo carril bici a lo largo del trazado de la calle.

La calle Manuel Ruiz de Quevedo se encuentra urbanizada únicamente en una parte del trazado, de unos 180 metros de longitud, mientras que el resto (unos 200 metros) es un camino de tierra que no cuenta con aceras, alumbrado, drenaje ni firme.

El objetivo por tanto es finalizar la urbanización desde la rotonda de la calle Ángel Medina hasta la calle San Martín del Pino, habilitando el vial correspondiente, las aceras y mejorando las conexiones con las calles situadas a ambos extremos. 

La actuación contempla además la construcción de una nueva rotonda en la intersección entre Manuel Ruiz de Quevedo y San Martín del Pino, las redes de abastecimiento y saneamiento, y la construcción de un nuevo tramo de carril bici aprovechando el trazado de la calle.

El concejal de Fomento ha lamentado el retraso en la actuación, por una situación ajena al Consistorio, y ha asegurado que los trabajos permitirán finalmente completar la trama urbana en el entorno, mejorar la movilidad, la seguridad vial y por tanto la calidad de vida de los vecinos de la zona.

Por último, ha remarcado que este proyecto se sumará pronto a las inversiones productivas que tiene en marcha el Ayuntamiento de Santander, contribuyendo así a mejorar los barrios y sus servicios, generando actividad económica y empleo. 

Detalles del proyecto

La sección tipo de la calle quedará formada por dos carriles de 3,20 metros de anchura; aparcamientos en batería en el lado norte y en línea en el lado sur, en el que se construirá un carril bici. 

Se conectará esta calle con la calle Alcalde Macario Rivero y se aprovechará el muro de escollera ya construido en la fase anterior, en las proximidades de la conexión con la calle San Martín del Pino.

Las aceras, que dispondrán de una anchura en todo su trazado igual o mayor de 1,80 metros, en cumplimiento de la normativa de accesibilidad, se pavimentarán con baldosas hidráulicas de dos colores y contarán con baldosas táctiles y de botones para personas con discapacidad visual.

Habrá zonas ajardinadas en todo el trazado en las que se plantarán árboles y estarán dotadas de riego automático por goteo conectado con la red de abastecimiento.

También se colocarán bancos y papeleras a lo largo de la calle y se instalarán 7 nuevas farolas de 12 metros de altura a lo largo de la nueva zona urbanizada y una farola de 3 luminarias en la nueva rotonda.

En cuanto a la red de abastecimiento, se conectará la tubería de fundición soterrada en la zona urbanizada en la actualidad, de diámetro 150, con el final de la calle, renovando las acometidas existentes. Está previsto instalar también cuatro hidrantes.

Para la red de saneamiento y drenaje se proyecta cambiar las tuberías de la red general actuales de hormigón por otras de mayor diámetro de PVC y se construirá un nuevo tramo de alcantarillado para completar la red de drenaje con tuberías de PVC y nuevos pozos de registro.

La actuación se completará con la señalización horizontal y vertical de la calle, los pasos de peatones, y la instalación de postes anti-aparcamientos en los sitios proyectados para evitar que los vehículos invadan la acera.

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Enviar por email