La nueva lanzadera de empleo ofrece dinámicas de grupo y percusión

07 Ene 2017
dinamica_percusion_lanzadera_empleo_0.jpg

Tras las primeras sesiones grupales para fomentar el trabajo cooperativo, este mes se iniciará el trabajo individual para definir los objetivos profesionales de cada participante.

Los veinte desempleados que participan en la nueva lanzadera de empleo del Ayuntamiento de Santander han empezado a sentar ya las bases para el trabajo en equipo que desarrollarán a lo largo de los próximos meses a través de dinámicas de grupo en las que se ha incluido una sesión de percusión con tambores.

Según ha explicado la concejala de Empleo y Desarrollo Empresarial, Ana González Pescador, esta sesión de percusión con tambores, realizada en el espacio El Panal, de la Agencia de Desarrollo, se ha basado en el uso de estrategias de coaching y programación neurolingüística para fomentar la participación activa y el desarrollo de la conciencia de grupo.

Así, a través de esta actividad se fomentaron habilidades de comunicación e interrelación personal como la escucha, el respeto, la paciencia y la cooperación, todo ello en un ambiente lúdico y distendido que tuvo muy buena acogida entre los participantes y facilitó la integración de las últimas personas incorporadas al proyecto.

González Pescador ha destacado que el trabajo en equipo es crucial para el éxito de las lanzaderas de empleo y, por eso, una de las facetas que se trabajan en la fase inicial del proyecto es la interrelación entre los participantes, el compañerismo y el trabajo cooperativo para conseguir crear un equipo eficaz de trabajo.

Con este objetivo, en estas primeras semanas de actividad de la lanzadera, que comenzó el pasado 19 de diciembre, se han sentado las bases de los procedimientos de funcionamiento interno y se ha trabajado en las estrategias de generación de equipo, entre ellas, la sesión de percusión.

Tras esta fase inicial para fomentar el trabajo cooperativo, en la que se han definido también los procedimientos de funcionamiento interno, a lo largo del mes de enero cada participante trabajará a nivel individual en la definición y planificación de sus objetivos profesionales, utilizando metodología coaching.

Al mismo tiempo, se seguirán celebrando sesiones en grupo para establecer los comités de trabajo, con sus respectivos objetivos y planes de acción. Además, una consultora externa realizará un diagnóstico inicial por competencias de los integrantes del programa.

La concejala de Empleo ha recordado que el objetivo de la lanzadera de empleo, que está subvencionada por el Servicio Cántabro de Empleo, es potenciar las habilidades de los participantes y mejorar sus posibilidades de encontrar un puesto de trabajo, bien por cuenta ajena, o por cuenta propia.

Para ello, incluye formación y entrenamiento en competencias demandadas en el mercado laboral en la actualidad, como las relacionadas con una comunicación eficaz, la creatividad, las nuevas tecnologías o la creación de una marca personal.

También se mostrará a los participantes técnicas de búsqueda de empleo, uso de recursos informáticos y emprendimiento, además de promover la creación de redes de apoyo entre ellos dirigidas a la generación de microempresas y a la inserción laboral.

González Pescador ha resaltado que el Ayuntamiento vuelve a apostar por este tipo de iniciativa tras los positivos resultados conseguidos en las anteriores convocatorias.

Según dice, es sólo un ejemplo de las numerosas medidas que se están impulsando para mejorar la empleabilidad y las posibilidades de inserción laboral de los desempleados, que se completan con las acciones dirigidas a dinamizar la actividad económica y favorecer la creación de empleo, por las que se sigue apostando como un ámbito “absolutamente prioritario” en el presupuesto municipal de 2017.

Así, la concejala se ha referido a otras actuaciones como las escuelas taller y los talleres de empleo, las ayudas a emprendedores y empresas para poner en marcha nuevos negocios o consolidar sus proyectos, los programas de empleo juvenil y de coworking, o los cursos de formación y programas de orientación laboral, medidas que en algunos casos cuentan también con la implicación de otros agentes o que se enmarcan en el Pacto Territorial por el Empleo.