Ayuntamiento de Santander


Peña Herbosa reabre al tráfico tras las obras de mejora en las que se han invertido 400.000 euros

14 Jun 2018
hhh_0.jpg

La alcaldesa ha comprobado la finalización de los trabajos, cuya duración se ha acortado en más de un mes respecto al plazo de ejecución inicialmente previsto.

La calle Peña Herbosa ha quedado abierta al tráfico esta mañana tras finalizar las obras de mejora en las que el Ayuntamiento de Santander ha invertido cerca de 400.000 euros y que han permitido renovar tanto el pavimento de la calzada como la red de saneamiento, así como la renovación del sistema de drenaje para la recogida de aguas pluviales y la colocación de nuevo mobiliario urbano.

La alcaldesa, Gema Igual, ha comprobado la finalización de los trabajos, cuya duración se ha acortado en más de un mes respecto al plazo de ejecución inicialmente previsto con el fin de que, antes del verano, estuvieran concluidas las obras y abierta la calle al tráfico, reduciendo así en lo posible las molestias ocasionadas a vecinos, comerciantes y hosteleros de la zona.

En este sentido, Igual ha recordado que ya está abierta al tráfico también la calle Lope de Vega, donde se están instalando las rampas y escaleras mecánicas que unirán el Paseo de Pereda con General Dávila, y el tramo final de la calle del Martillo, desde Pedrueca hasta el Río de la Pila, una calle que se abrirá por completo a la circulación en la primera semana de julio.

La alcaldesa ha explicado que esta actuación se enmarca dentro del importante impulso que se está dando a los proyectos de renovación urbana en calles y barrios de toda la ciudad para crear espacios más funcionales, modernos y habitables, mejorando con ello la calidad de vida de los vecinos.

Además, con las obras que se han ejecutado en Peña Herbosa se da continuidad a otras actuaciones en el entorno de Puertochico, como el nuevo carril bici, la reforma del centro cultural Doctor Madrazo y su plaza, o las rampas mecánicas en la calle Lope de Vega, que contribuyen a la transformación y dinamización de toda esta área.

El Ayuntamiento continúa, además, promoviendo la inversión productiva, capaz de generar actividad económica y empleo en la ciudad, ha subrayado Igual, quien ha detallado que se encuentran en ejecución 24 proyectos, por un valor global de 26 millones de euros, y está previsto que puedan comenzar a lo largo de este año otras 36 actuaciones, que implican la inversión de alrededor de 100 millones de euros.

Prioridad para el peatón

El proyecto ejecutado en la calle Peña Herbosa ha contemplado, entre otras medidas, la renovación del pavimento de la calzada y de la red de saneamiento, así como la instalación de nuevo mobiliario urbano, con el objetivo de mejorar las condiciones de la calle y, en especial, de la calzada, en la que existían algunos hundimientos y se encontraba en mal estado.

La actuación, diseñada por técnicos municipales del servicio de vialidad, mantiene tanto las plazas de aparcamiento como el arbolado anterior, aprovechando para elevar la altura del firme y dejarlo al mismo nivel de las aceras, de manera que se convierte en semipeatonal y el peatón pasa a tener prioridad sobre los vehículos, que tendrán un límite de velocidad establecido en 20 kilómetros por hora.

La nueva calzada está diseñada a base de adoquín de granito tipo rosa porriño, colocadas sobre base de hormigón, y en las aceras se mantendrá el pavimento actual. Se han colocado baldosas táctiles direccionales, y baldosas de botones en los pasos de peatones existentes.

El proyecto ha incluido también la renovación de la señalización horizontal y vertical, así como la colocación de nuevas papeleras.

Asimismo, se ha renovado la red de saneamiento de la calle, cambiando los antiguos colectores por tuberías de PVC y ejecutando también nuevas acometidas a las viviendas y locales de la zona.

Igualmente, se ha colocado un nuevo sistema de drenaje para la recogida de las aguas pluviales y se han realizado algunas mejoras puntuales en la red de abastecimiento, con la sustitución de algunas tuberías y la ejecución de algunas derivaciones y nuevas válvulas.

El proyecto, adjudicado a la empresa RUCECAN, ha contado con un presupuesto de 393.483 euros.