Ayuntamiento de Santander


Veintiún trabajadores municipales reciben formación en Soporte Vital Básico y desfibrilación

16 Oct 2019
entrega_diplomas_empleados_municipales_cursos_desfibrilacion.jpg

La alcaldesa ha entregado hoy los diplomas a un grupo de funcionarios que acaban de finalizar esta formación enmarcada en las acciones previas a la aprobación del Plan municipal de Cardioprotección

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha entregado hoy los diplomas acreditativos a los trabajadores municipales que han completado el curso de Soporte Vital Básico y desfibrilación externa automática, enmarcado en las acciones previas a la aprobación del Plan municipal de Cardioprotección.

La regidora santanderina, que ha estado acompañada por la concejala de Salud, Noemí Méndez, y el responsable municipal de Protección Ciudadana Pedro Nalda, ha felicitado a este grupo de funcionarios que acaban de completar la formación del total de 21 trabajadores del Consistorio que ya han realizado el curso.

Igual ha afirmado que a través de estas acciones “Santander sigue avanzando para convertirse en una ciudad cardioprotegida” y ha asegurado que el Ayuntamiento “es consciente de la importancia de capacitar a los ciudadanos para que sepan actuar ante una parada cardiaca extra-hospitalaria”.

Los cursos han tenido una duración de 16 horas y los participantes, -personal que presta servicios en los mercados municipales de la Esperanza y México y miembros de la Policía Local- han superado las pruebas de evaluación teórico-prácticas y las demás condiciones exigidas por el programa de formación del Plan Nacional de RCP (Resucitación Cardiopulmonar) de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC).

Según ha explicado Igual, en la fase teórica, los funcionarios municipales han tratado contenidos como la parada cardiaca, la cadena de supervivencia o la desfibrilación externa automática, mientras que en la parte práctica han aprendido a aplicar técnicas como la RCP básica, el uso de mascarilla para la ventilación boca a boca o técnicas ante el atragantamiento.

Avances en el Plan municipal de Cardioprotección

La alcaldesa ha detallado que el Ayuntamiento de Santander está completando la primera fase del plan, en la que se incluyen la instalación de desfibriladores en mercados, sede de la policía y Casa Consistorial; reuniones de coordinación con el 061, cursos de formación y el establecimiento de los lugares públicos en los que van a instalarse los nuevo equipos de desfibrilación.

Una vez completada esta fase, el plan continuará con la licitación de los nuevos DEA (desfibriladores automáticos), -que serán alrededor de 50 unidades-, junto con la señalética, mantenimiento, formación y campañas de sensibilización.

También está previsto presentar una aplicación que permita geolocalizar los DEA y ofrezca consejos a los usuarios sobre primeros auxilios (registros, avisos de incidencias, mantenimiento, reciclaje formativo, etc.) además de instrucciones de uso.

“Queremos elevar el nivel de cardioprotección de los vecinos de Santander y de quienes visitan la ciudad incluso por encima de lo que marca el actual marco legal”, ha asegurado Igual, que ha recordado que para ello se trabaja de forma coordinada con el Colegio de Médicos.

En este sentido, ha recordado que el Consistorio y la organización colegial barajan ya tres espacios públicos concretos y están analizando las opciones existentes en estos tres puntos neurálgicos de la ciudad para ubicar a lo largo de 2020 los tres primeros desfibriladores en la calle.

Serán tótems dotados con desfibriladores semiautomáticos que incorporarán un geolocalizador conectado al 112, de forma que los servicios de emergencias recibirán el aviso en el momento en el que se active el dispositivo, permitiendo así localizar automáticamente el lugar de la incidencia y prestar una atención rápida.

Igualmente se quiere crear un mapa de desfibriladores que incorpore los dispositivos públicos y también aquellos instalados en empresas y espacios privados, para lo que se pide la colaboración a las entidades que dispongan de ellos.

“Los primeros 3 o 4 minutos tras una parada cardíaca son cruciales para salvar vidas y, por eso, en nuestro municipio ya disponemos de una treintena de dispositivos en diferentes servicios e instalaciones municipales que pueden permitirnos dar respuesta a este importante problema de salud pública”, ha concluido.

Ciudad cardioprotegida

Ya son espacios cardioprotegidos todas las instalaciones deportivas (el Palacio de Deportes, el Complejo Deportivo, al Campo de Golf, los pabellones municipales y los campos de fútbol), que cuentan con desfibriladores y personal formado en su manejo (todos los monitores, conserjes y responsables de las instalaciones).

También se cuenta con desfibriladores en los servicios de Protección Civil, Bomberos y Policía Local, el edificio del Ayuntamiento y los mercados de La Esperanza y México.

 

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Enviar por email