Ayuntamiento de Santander


El Ayuntamiento continuará los trabajos arqueológicos en la calle Los Azogues

20 Dic 2020
Emplazamiento Los Azogues
los_azogues_emplazamiento_0.jpg

El proyecto, cuyo presupuesto asciende a 326.229 euros, permitirá profundizar en la génesis del poblamiento santanderino, aprovechando el refugio ofrecido entre la ría de Becedo y la protección del cerro de Somorrostro

El Ayuntamiento de Santander cuenta ya con el proyecto para continuar los trabajos arqueológicos en la calle Los Azogues, cuya finalidad es profundizar en los que quizás sean los primeros restos de asentamiento en Santander, entre la ría de Becedo y la protección del cerro de Somorrostro.

El proyecto, cuyo presupuesto asciende a 326.229 euros, permitirá retomar la exploración arqueológica que se inició con motivo de las obras en la esquina noreste de La Catedral. 

Así lo ha avanzado el concejal de Fomento, César Díaz, quien ha explicado que el documento, que se aprobará en la próxima Junta de Gobierno Local, contempla la pavimentación de la calle, una vez finalizados los trabajos arqueológicos, e incluye la construcción una ventana longitudinal que permita disfrutar de la riqueza de los vestigios encontrados.

De este modo, el espacio arqueológico se integrará en el diseño determinado para las calles Somorrostro y Los Azogues, con el objeto de realizar una actuación urbanística homogénea.

Trabajos arqueológicos realizados

En el marco de las obras de recuperación de la esquina noreste de La Catedral, y a pesar de estar en una fase incipiente del registro arqueológico, se han localizado por el momento los siguientes elementos:

Vestigios arquitectónicos de una fortificación plenomedieval. Se trata de un lienzo de muro de gran porte.

Restos de arquitectura gótica inédita. Precisa ampliar la excavación y la investigación para esclarecer su función y cronología. Posiblemente se trate de la cabecera o testero primigenio de la iglesia Baja o del Cristo, quizás vinculado con el proyecto constructivo del abad Juan Domínguez (antes de 1218).

Vestigios de un cementerio cristiano de cronología medieval, con varias fases de ocupación. Esta necrópolis tiene un potente depósito funerario de elevada riqueza en materiales asociados de época (fragmentos cerámicos, piezas numismáticas, restos de alimentación, ajuares funerarios, litologías alóctonas,…).

“Por el momento, no ha sido posible determinar el espesor del paquete arqueológico, pues no se ha llegado al terreno geológico. Este dato explicita la potencia y riqueza del yacimiento”, ha remarcado Díaz.

El edil ha destacado que esta intervención permitirá conservar y proteger las estructuras arquitectónicas y restos ancestrales descubiertos en la zona que, según ha calificado, “son de gran relevancia y contribuirán a enriquecer el patrimonio cultural antiguo y medieval de la ciudad”. 

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Enviar por email