Ayuntamiento de Santander


Santander regenerará 5 lugares de la ciudad a través de la IV edición de ‘Microespacios’

03 Nov 2020
Firma convenio con el Colegio de Arquitectos de Cantabria
firma_convenio_colegio_arquitectos_-_microespacios_3_0.jpg

Las actuaciones se realizarán de forma progresiva en Antonio de Cabezón, el número 228 del Paseo General Dávila, la Bajada del Caleruco, la Avenida del Cardenal Herrera Oria y el entorno del lavadero del barrio Fumoril en Cueto

El Ayuntamiento de Santander regenerará 5 lugares de la ciudad a través de la cuarta edición de ‘Microespacios’, que se llevará a cabo en colaboración con el Colegio de Arquitectos de Cantabria y permitirá poner en valor pequeños rincones de la ciudad que se encuentran degradados o desaprovechados.

Las actuaciones se realizarán de forma progresiva en Antonio de Cabezón, el número 228 del Paseo General Dávila, la Bajada del Caleruco, la Avenida del Cardenal Herrera Oria y el entorno del lavadero del barrio Fumoril en Cueto, y contarán con una dotación presupuestaria de 55.418 euros.

El Consistorio se encargará de financiar tanto la redacción de los proyectos como la posterior ejecución de los mismos.

Así lo han dado a conocer en rueda de prensa la alcaldesa, Gema Igual, y el Decano del Colegio de Arquitectos de Cantabria, Moisés Castro, con quien ha firmado un convenio de colaboración que permitirá la puesta en marcha de un concurso de ideas en el que podrán participar todos aquellos técnicos titulados competentes, durante un acto en el que ha participado también el concejal de Urbanismo, Javier Ceruti.

Igual ha destacado que gracias a esta iniciativa, estos lugares experimentarán una transformación integral y se convertirán en lugares atractivos que dotarán de gran dinamismo al barrio en el que se encuentren.

Esta iniciativa permitirá poner en marcha “nuevos proyectos ilusionantes para la ciudad”, ha afirmado la primera edil, quien ha asegurado que su desarrollo contribuirá a “mejorar el entorno urbano, poner en valor rincones degradados y con poco uso, y apoyar y reconocer a los profesionales de Cantabria”.

Actuación que dará continuidad al proyecto municipal puesto en marcha en el año 2016 mediante el que ya se han acondicionado lugares como el entorno del depósito de agua del Avellano; el ámbito situado entre los edificios del Paseo de General Dávila números 54 y 56-58; la confluencia de las calles La Universidad (Bajada de la Gándara), el Paseo del General Dávila y el inmueble correspondiente a los números 52 y 54 de esta calle; el espacio comprendido entre los edificios de los números 84 y 76-78 de la calle de la Universidad; el número 15 de la calle San Sebastián; la plaza Amaliach, en Tetuán; el número 35 de Juan de la Cosa; la Plaza de la Leña y el número 68 de Fernando de los Ríos.

La regidora ha explicado que estas actuaciones, incluidas en el Plan Director de Microespacios, que consta de 26 lugares distribuidos por numerosos barrios de la ciudad, se acometerán de forma progresiva y que las dotaciones presupuestarias para cada una de las cinco intervenciones oscilarán entre los 9.000 y los 14.000 euros.

También ha informado de que en el concurso de ideas se podrá participar de forma individual o en equipos multidisciplinares y sugiriendo propuestas para uno o más microespacios, con la  condición de que cada profesional solo podrá formar parte de un equipo

Una vez publicadas las bases de los concursos de ideas en la circular colegial, se abrirá un plazo de 10 días para realizar las inscripciones, y posteriormente, se podrán presentar las propuestas durante 30 días. El equipo ganador será contratado por el Ayuntamiento de Santander para redactar el correspondiente proyecto de ejecución a través de la Concejalía de Urbanismo y llevar a cabo la dirección de las obras de la mano de Fomento.

El Decano del Colegio de Arquitectos de Cantabria ha afirmado que: “este tipo de iniciativas permiten que más gente, más profesionales y ciudadanos den sus ideas para hacer una ciudad de la que todos nos sintamos más orgullosos”.

“Es importantísimo que estos pequeños espacios no se abandonen y sean una oportunidad para que el Ayuntamiento permita que los ciudadanos expresen su voluntad, su aspiración y también sus necesidades de modo que el espacio urbano sea cada vez mejor y de mayor calidad y sirva para que sea un auténtico lugar de convivencia”, ha concluido Castro.

Por su parte, el concejal de Urbanismo ha agradecido también la colaboración del Colegio de Arquitectos de Cantabria y ha afirmado que este tipo de actuaciones urbanísticas “son una solución a corto y largo plazo”.

Ceruti ha señalado que en estos momentos se está “apostando por empujar y animar la vida en la ciudad, por seguir haciendo cosas incluso con más intensidad de lo que estaba previsto”.

IV edición ‘Microespacios’

La primera actuación tendrá lugar en Entrehuertas, en la calle Antonio de Cabezón, y permitirá la apertura directa a la calle del primer nivel del patio de las Escuelas Verdes, de tal forma que se generará un microespacio de estancia de unos 475 metros cuadrados de forma rectangular.

Con la segunda intervención se pretende acondicionar un espacio de unos 675 metros cuadrados en el interior de la manzana del Paseo de General Dávila a la altura del número 228, para configurar un pequeño rincón interior entre edificios con buenas posibilidades de proyección de vistas y como zona de estancia calmada, así como reforzar el carácter de espacio de reunión de la bolera compatibilizando el uso deportivo con otras actividades.

La tercera afectará también a unos 675 metros cuadrados en la bajada del Caleruco, y consistirá en el acondicionamiento del espacio existente para convertirlo en un lugar de estancia y reposo dentro del barrio en el caminar entre General Dávila (al Sur)  y la Avenida de los Castros (al Norte).

La siguiente intervención tendrá lugar en la avenida del Cardenal Oria, en una zona verde y la acera que la circunvala, de unos 955 metros cuadrados, que se acondicionará para configurarlo como lugar de estancia en una posible conexión con el espacio de La Remonta, y en todo caso, como punto cumbre de las direcciones Norte y Sur.

Por último, se acondicionará el entorno inmediato del lavadero de Cueto entre las calles Fumoril y Andrés Pérez, un espacio de unos 1.100 metros cuadrados que incluye el abrevadero exterior al lavadero y la antigua fuente al oeste del vial.

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Enviar por email