Ayuntamiento de Santander


Finaliza la restauración del panteón de la familia Menéndez Pelayo en Ciriego

02 Mar 2019
Panteón familia Menéndez Pelayo ya restaurado
fin_restauracion_panteon_menendez_pelayo_0.jpg

La alcaldesa ha comprobado el resultado de los trabajos acometidos en este monumento, una de las muestra más destacadas del patrimonio funerario del camposanto santanderino.

La alcaldesa de Santander Gema Igual ha comprobado el resultado de los trabajos de restauración acometidos en el panteón de la familia Menéndez Pelayo en el Cementerio de Ciriego, unas obras que ha ejecutado la empresa Construcciones y rehabilitaciones técnicas del Norte CORTEN S.L. y que han supuesto una inversión de 9.713 euros.

Los trabajos, que se prolongaron durante dos semanas, fueron propuestos por el historiador Antonio Santoveña, -con el apoyo de Rosa Fernández Lera, última directora de la Biblioteca de Menéndez Pelayo-, al presupuesto participativo, una propuesta que resultó seleccionada para su ejecución en el marco de esta iniciativa municipal.

Igual agradeció a Santoveña su iniciativa y destacó la implicación de los santanderinos en la mejora de la ciudad planteando propuestas de todo tipo para mejorar sus barrios y calles, pero también, como en este caso, centradas en la recuperación del patrimonio histórico y cultural.

Durante su visita a Ciriego, la regidora santanderina ensalzó además las labores que se vienen acometiendo dentro del proceso de recuperación y puesta en valor de la historia y riqueza arquitectónica y artística del cementerio y en este sentido recordó algunas actuaciones acometidas recientemente como la restauración del panteón de la Familia Uzcudun o las iniciativas y jornadas culturales dirigidas a la difusión del patrimonio de Ciriego.

Según recordó la regidora santanderina, este panteón, -que pasó a ser de propiedad municipal al finalizar la concesión que existía sobre el mismo-, es una de las muestras más destacadas del patrimonio funerario del camposanto santanderino.

La construcción se levanta sobre una parcela adquirida por Marcelino Menéndez Pelayo en 1899 y fue diseñada por Valentín Ramón Lavín Casalís, arquitecto municipal entre los años 1892 y 1929 y autor también de otros trabajos en la ciudad como el monumento a las víctimas del vapor Cabo Machichaco, el Parque de Bomberos Municipal, el Hotel Roma o la torre de la iglesia de los Padres Jesuitas.

Se trata de una tumba de planta rectangular, realizado en piedra, mármol y hierro, que tiene unas dimensiones de 289 x 290 x 240 cm., muy sencilla en cuanto a su estructura y función, con una cripta ejecutada en piedra, sellada por una plancha metálica y adornada por cruz.

En el panteón reposaron los restos de Marcelino Menéndez Pelayo hasta su traslado a la Catedral de Santander en el año 1956 mientras que en la actualidad se encuentran inhumados, entre otros, su hermano Enrique Menéndez Pelayo, licenciado en medicina y también escritor de poesía, novela y teatro, y el cirujano y director del hospital de San Rafael Juan Pelayo España.

Los trabajos de recuperación del panteón han consistido en la limpieza con maquinaria de agua a presión, cepillado de toda la superficie y retirada de las zonas deterioradas. Además, se han realizado anclajes mediante varilla inoxidable en los elementos decorativos y se han reconstruido aquellos elementos desprendidos.

Igualmente, se ha colocado reja metálica de forja igual a la original y dos nuevas lápidas de mármol blanco y se ha realizado un tratamiento en toda la superficie del panteón.

Entre los cementerios con más arte de España

El cementerio de Ciriego se inauguró en 1893 y supuso una obra sobresaliente entre los recintos funerarios contemporáneos, que se vio enriquecida a medida que se fue ocupando con panteones y sepulturas.

En el recinto dejaron su huella arquitectos, escultores y maestros artesanos famosos por otros trabajos en ciudades europeas como Génova, Milán, París o Madrid, y quedó también reflejada una parte de la expresión artística de los creadores del siglo XX.

Entre las piezas más sobresalientes se encuentran, por ejemplo, el monumento a la tragedia del Cabo Machichaco, la sepultura primigenia de Augusto González Linares o la escultura yacente Rosa Meana.

También destacan panteones como los de Arechavala, Cué, Cué Fernández, Fernández Bravo, Pardo de Santayana, Hedilla, García Quintanilla, González Torre, Haro, Junco, Marín García, Martínez de las Heras, Meana, Víctimas del Machichaco o Prieto Lavín.

En 2007, Ciriego inició los trabajos de inventario y catalogación del patrimonio de la necrópolis y después se decidió dar un paso más para redescubrir la historia y arte de Santander desde el camposanto y acercarla al público a través de diferentes actividades culturales.

Así, además de las visitas guiadas, jornadas, charlas y actividades culturales, quienes visitan el camposanto tienen a su disposición una aplicación móvil que permite acceder a información sobre los monumentos más relevantes del recinto escaneando los códigos QR que se han instalado junto a cada uno de ellos.

Fruto de todo este trabajo, Ciriego ha sido incluido en la Ruta Europea de Cementerios y ha sido reconocido como Cementerio Significativo de Europa.

Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • Enviar por email