Ayuntamiento de Santander


Finalizan las obras de demolición del depósito elevado en la ETAP del Tojo

02 Abr 2021
Ayto. Santander
obras_etap_del_tojo_2.jpg

Margarita Rojo explica que el Ayuntamiento ha ejecutado el derribo ante las patologías que presentaba la estructura y detalla que se ha sustituido el depósito por un nuevo grupo de presión así como las canalizaciones.

El Ayuntamiento de Santander ha llevado a cabo la demolición del depósito elevado del edificio de reactivos de la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de El Tojo, -una instalación que abastecía de agua tratada a la planta para su proceso-, ya que según ha explicado la concejala de Medio Ambiente, Margarita Rojo, presentaba diferentes patologías en su estructura.

De forma previa a los trabajos de derribo, que se ejecutaron mediante un robot teledirigido y con ayuda de medios manuales, se sustituyó el depósito por un grupo de presión compuesto de tres bombas que simula la aportación del depósito y aporta 45 m3/h. a una presión de 4,5 bar.

“Esta obra se enmarca en las actuaciones que ejecuta de forma continua el Ayuntamiento para renovar las infraestructuras y las redes de agua y mejorar con ello su funcionamiento y la calidad del servicio a los vecinos”, ha remarcado la responsable de Aguas.

Según ha asegurado, este grupo de presión toma agua directa de los canales de salida de los filtros de la planta, mientras que la entrada al colector de aspiración se realiza por dos válvulas de compuerta motorizada que se automatizan con el proceso de la planta.

La actuación, ha añadido, ha incluido la construcción de una tubería de impulsión aérea de 51 metros lineales que conecta el nuevo grupo de presión con la tubería existente de llenado del depósito.

Igualmente, se han modificado las conducciones de entrada y salida en el edificio de reactivos para anular de forma definitiva la instalación derribada y se han llevado a cabo también trabajos de impermeabilización en la cubierta y el interior del edificio de reactivos, en las zonas que presentaban filtraciones.

Por último, se ha procedido al vaciado y gestión del residuo de hidróxido de cal existente en uno de los silos objeto de la demolición y se ha ejecutado una nueva losa de hormigón para cubrir el espacio generado.