Concedida licencia a la UIMP para reformar el pabellón 3 de la residencia de Las Llamas

14 Sep 2017
uimp_las_llamas_1.jpg

La institución académica invertirá cerca de 2 millones de euros para la reforma de las instalaciones, que prevé una nueva distribución de espacios y la ampliación de las habitaciones

El Ayuntamiento de Santander ha concedido licencia a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) para iniciar las obras del pabellón número 3 de la residencia universitaria ‘Torres Quevedo’, en el campus de Las Llamas.

La institución académica invertirá cerca de 2 millones de euros en estos trabajos, que contemplan la reforma y rehabilitación del edificio, así como una redistribución de espacios que va a permitir mejorar la funcionalidad de las instalaciones y ampliar el tamaño de las habitaciones.

Se trata, en palabras del concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, de “una importante actuación que evidencia una vez más la recuperación del pulso inversor en la ciudad de la mano, no sólo de la administración municipal, sino también de otras entidades como la UIMP y de la iniciativa privada”.

Así, ha destacado que esta inversión de la UIMP en sus instalaciones de Las Llamas se suma a los más de 900.000 euros que va a invertir el colegio San Agustín para reformar su patio y adecuar nuevas instalaciones deportivas, o a los más de 500.000 euros que va a destinar el Hospital Santa Clotilde para reordenar y mejorar el área de consultas, entre otros ejemplos recientes.

Según ha señalado Díaz, todas esas actuaciones son “estímulos que contribuyen a impulsar y afianzar la actividad económica en la ciudad, así como a la generación y consolidación de puestos de trabajo”.

El proyecto que va a acometer la UIMP en el pabellón 3 de la residencia universitaria plantea una nueva distribución interior y la ampliación del tamaño de las habitaciones, que pasarán de las 76 actuales a 54.

Con la nueva ordenación de espacios, la planta semisótano del edificio se destinará a almacén y a una zona de estancia común. Por su parte, la planta baja albergará la recepción y 20 habitaciones, en la primera planta se ubicarán otras 20 habitaciones, y las 14 restantes irán en la segunda planta.

Las obras incluirán también la renovación completa de la cubierta, el acondicionamiento de la envolvente del edificio y la sustitución de la carpintería exterior para mejorar el aislamiento y las condiciones térmicas y acústicas.

Asimismo, se prevé ampliar la anchura de las escaleras actuales, se acometerán refuerzos puntuales de la estructura en pilares de la planta semisótano y se adecuará la construcción al Código Técnico de la Edificación.